Featured image

Si aún no estás muy clara de qué es el tour La fiesta púpura o por qué deberías participar, como maestra expositora del tour, aquí te dejo 3 razones para que consideres asistir a este evento con tu hija de 7-14 años:

1. El sistema de valores de una persona se crea en la preadolescencia

Los años de la preadolescencia son algunos de los años más desafiantes, pero fundamentales para el desarrollo, pues es en esta edad que se forma el sistema de valores. Los estudios de George Barna demuestran que lo que una persona cree cuando tiene 13 años es lo que creerá por el resto de su vida. [1]

En su libro Seis maneras de conservar la pequeña que hay en tu hija, Dannah Gresh expresó: “La formación de valores, en relación con la pureza, la estructura familiar, la sobriedad y otros problemas adolescentes muy comunes, no se produce durante la adolescencia. Estos valores se forman desde los 8 hasta los 12 años.”

2. La cultura de hoy en día, impulsada por los medios de comunicación, está enfocada en hacer que tu hija crezca demasiado rápido

Según un estudio publicado en CNN por el Dr. Gregory Plemmons, el porcentaje de niños y adolescentes (entre las edades de 5 y 17) hospitalizados por pensamientos o acciones suicidas en los Estados Unidos se duplicó en casi una década. Aunque todos los grupos de edad mostraron aumentos, el aumento más grande se observó entre las adolescentes. Plemmons informó que los dos principales factores de riesgo para la depresión eran las redes sociales y la socialización en general, y que las niñas ingresaban a la pubertad aproximadamente un año antes de lo que históricamente lo hacían.

La Asociación Estadounidense de Psicología afirma que las letras de las canciones, el contenido de Internet, los videojuegos y la ropa están siendo enfocadas a niñas cada vez más jóvenes. El contenido sexual del mercadeo y los productos mismos, sin crear ningún efecto aparente inmediato, está claramente relacionado con los trastornos alimenticios, la baja autoestima y la depresión cuando estas niñas llegan a la adolescencia.

Mientras las preadolescentes están moldeando su visión del mundo, la cultura de hoy en día, impulsada por los medios de comunicación, está enfocada en hacerlas crecer demasiado rápido. Nuestras niñas están enfrentando presiones más grandes (que rodean la salud, las emociones, la fe, las amistades, las redes sociales, la belleza y más) en edades cada vez más jóvenes.

3. La relación padre e hijo es el principal reductor de riesgo para conductas maladaptativas

Criar a nuestras niñas a través de la preadolescencia es un gran trabajo cuando nos enfrentamos a una cultura monstruosa que tiene como blanco a nuestras niñas con estándares de belleza imposibles, sobresexcualización, la normalización del comportamiento de las niñas malas y más, en edades más jóvenes y más vulnerables. Pero hay una influencia clave que desempeña un papel en la protección del corazón de su hija: TU. Los estudios demuestran que la conexión entre padres e hijos es el reductor de riesgo número uno en la susceptibilidad de nuestros hijos a las mentiras de la cultura.

Es posible criar a una niña que confía en sí misma y en su fe, incluso en esta cultura.

El tour la fiesta púrpura de Chica verdadera facilita esta conexión al crear oportunidades para que usted y su hija de 7-14 años tengan conversaciones importantes sobre la formación de una cosmovisión y se expongan a verdadera que protejan sus corazones. A través de desfiles de moda sobre la verdadera belleza, enseñanzas profundas, canciones en vivo con Arisa Vargas e historias, no solo se divertirán sino que las ayudaremos a profundizar en verdades importantes que las mantendrán firmes al navegar en un mundo bombardeado por mentiras.

Otra manera de pasar tiempo con tu hija es a participando del Tour la fiesta púrpura de Dannah Gresh. Es una experiencia de conexión madre-hija basada en la fe. Este evento de 2 horas y media presenta un desfile de modas que se enfoca en la modestia y la verdadera belleza, enseñanzas profundas de la Biblia, adoración en vivo con Arisa Vargas e historias que ayudan a las niñas de 7 a 14 años a abrazar su identidad en Cristo, la verdadera belleza y la modestia. Increíbles esculturas de globos y tiempos de conversación madre/hija hacen que la noche sea inolvidable.

[1] http://www.npr.org/sections/health-shots/2016/12/29/506590099/being-mom-to-a-middle-schooler-can-be-the-toughest-gig-of-all

[2] https://www.mediapost.com/publications/article/305667/what-do-moms-of-tweens-worry-about-most.html