Featured image

Por Maddie Bowser, autora invitada de Chica verdadera 

El tour la fiesta púrpura de Chica verdadera es la mayor diversión que una madre e hija tendrán estudiando la Palabra de Dios. Adoración en vivo con Arisa Vargas, juegos, desfiles de moda y más, hacen que sea una noche inigualable. ¡Es seguro decir que esta noche enérgica es una que no olvidarán!

Aunque es cierto que es una noche llena de diversión, nuestro foco principal es que nuestras chicas verdaderas sepan lo preciosas que son para Cristo. Por lo tanto, empapamos a todas las asistentes con verdades bíblicas, orando para que sus pequeñas orejitas escuchen y crean su verdadera identidad en Dios. Pero más allá de los eventos, queremos equiparte para que tu también puedas ayudarla a creer su verdadera identidad. Así que aquí hay algunos versículos poderosos para cada bella princesa del Reino de Dios.

El Tour la fiesta púrpura específicamente se esfuerza por recordar a nuestras chicas que cada una de ellas fue creada personalmente por Dios. Les recordamos su belleza y le animamos a que haga lo mismo con ella al memorizar juntas el Salmo 45:11,13:

“Y deseará el rey tu hermosura; E inclínate a él, porque él es tu señor. Y las hijas de Tiro vendrán con presentes; Implorarán tu favor los ricos del pueblo. Toda gloriosa es la hija del rey en su morada; De brocado de oro es su vestido.”

¡Una princesa! ¡Pero esta no es una princesa como cualquier otra! Esta es una princesa que no está obsesionada con un estereotipo de perfeccionamiento de su belleza, pero que conoce sus responsabilidades de realeza acerca de cuidar el pueblo de su Rey. Dios no pone a alguien en una posición real para su propio disfrute, sino para el beneficio de los demás. 1 Timoteo 2:1-2 cambia el enfoque. En vez de enfocar a nuestras princesas en una corona, les recuerda su responsabilidad real:

“Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.”

Tal vez esto significa que una chica no debe estar obsesionada con la cantidad de personas que la quieren, ¡sino cuántas personas necesitan su amistad! Después de todo, una Princesa de Dios no es como las demás. Ella es única. Las alentamos a que vayan contra la presión de estar obsesionadas con ser modelos de talla 0 y peinadas a la perfección, sino que en lugar de ello, hagan brillar sus buenas obras donde quiera que vayan. Nunca deben avergonzarse de lo que las hace diferentes. Nuestra oración es que nuestras Chicas verdaderas se aferrén a eso en un mundo de comparación.

Entonces, ¿cómo deberíamos nosotras, como princesas, vivir a la luz de estas verdades? Bueno, el rey dicta cómo vivimos. Seamos obedientes a Él, lo que incluye expresar nuestra belleza con el cuidado adecuado. Nuestro desfile de moda, demuestra cómo ser bella por dentro y por fuera. Por otro lado, Nuestro desafío de la belleza verdadera exige que las niñas pasen más tiempo con Dios que el que pasan frente al espejo. 1 Pedro 3: 3-4 dice:

Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

Nos movemos de lo externo a la belleza del interior al reflexionar sobre nuestros corazones y cómo nos hacen hermosas ante los ojos de Dios. Alentamos a nuestras niñas a que está bien disfrutar de un viaje de compras ocasional, pero que la mayor parte de nuestro tiempo debe dedicarse a hacer que nuestros corazones sean realmente hermosos.

Nuestro objetivo es lograr que las niñas estén de acuerdo con el Salmo 139:14:

Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien.

A través de estos versículos, las niñas pueden saber plenamente que son hermosas, valoradas y reales en el Reino de Dios. Oramos para que sus corazones sean atraídos a Dios y se rindan en Su presencia.

Al final de la noche, nuestra oración es que todas las asistentes del tour reconozcan su verdadero valor y acepten que fueron creadas como princesas del Reino de Dios. Esperamos que puedas asistir a nuestro evento con tu hija y puedan juntas abrazar estos versículos y vivir de acuerdo con ellos.

El Tour la fiesta púrpura de Dannah Gresh es una experiencia de conexión madre-hija basada en la fe. Este evento de 2 horas y media presenta un desfile de modas que se enfoca en la modestia y la verdadera belleza, enseñanzas bíblicas profundas, adoración en vivo con Arisa Vargas e historias que ayudan a las niñas de 7 a 14 años a abrazar su identidad en Cristo, la verdadera belleza y la modestia. Increíbles esculturas de globos y tiempos de conversaciones madre/hija hacen que la noche sea inolvidable.

Haz click aquí para más información