Featured image

¿Te preguntas cómo hablar con tus hijos sobre el “sexting”? Bueno, francamente, ¡Anhelo que hayas esperado algunos años para darles un teléfono celular! La espera es buena. Ella ayuda a construir disciplina. Mis hijas tenían 13 años cuando les dimos sus primeros celulares. Ojalá hubiera esperado hasta los 16, como hice con mi hijo, Rob. Es posible que tengas una buena razón para que tus hijos lo obtengan antes.De cualquier manera, sexting es algo importante que tener en tu radar.

Si no estás segura de qué es sexting, ¡déjame iluminarte! El sexting puede incluir cualquier cosa, desde mensajes de texto levemente sexuales hasta fotos desnudas enviadas a un teléfono celular. Se está volviendo demasiado común para los adolescentes. Un estudio encontró que niñas tan jóvenes como de 10 años han recibido mensajes de sexting y niñas de tan solo 12 años los han enviado.

El año pasado, me devastó descubrir que dos de las adolescentes que mentoreo estaban atrapadas en el desagradable mundo del sexting. Una de ellas, una dulce muchacha cristiana educada en casa, envió una foto semidesnuda de sí misma a un chico. La otra, la hija de un pastor, recibió una propuesta gráfica para tener relaciones sexuales a través de un mensaje que terminó con: “Sé que tu padre es un pastor, pero esto no es asunto de el”. Como mamá, ¡esto debería hacer hervir tu sangre! Hace hervir la mía.

Si tienes un preadolescente, ¡por favor no seas ingenua ante este tema! Las estadísticas son alarmantes: el 45% de los adolescentes dice que ha enviado o recibido un mensaje de texto sexual. Uno de cada cinco admite haber enviado o recibido fotos desnudas. ¡Esto es común! (Detesto usar esa palabra para algo tan vil.) Déjame decirlo de nuevo, no seas ingenua. Mi amiga Vicki Courtney señaló recientemente en su blog que el 50% de los padres cuyos adolescentes son sexualmente activos creen que no lo son.

¿Cómo puedes saber si tus hijos están involucrados en algo en lo que no deberían estar … sexting en particular? ¡Habla con ellos! ¡Pregúntales! Hágales saber los peligros, incluyendo el hecho de que enviar o recibir una foto desnuda de una persona menor de 16 años se considera un delito de pornografía infantil. Hay penas severas para esto, incluido el tiempo en la cárcel (aunque esto es muy improbable para adolescentes y preadolescentes). A menudo, solo hacer preguntas ayudará a tus hijos a sentirse cómodos para hablar con usted sobre lo que se siente presionado a hacer. Si no se abren contigo o si sospechas por una reacción extraña, simplemente pídeles que te permitan consultar el historial en su teléfono celular. Pueden mirar juntos.

¿Qué pasa si encuentras que tu hijo está involucrado en el “sexting”? Yo los protegería radicalmente. Ponte en contacto con tu proveedor de servicios de telefonía celular y cambia tu servicio para excluir la función de mensajes de texto u otra medida que entiendas necesaria. Si ellos mismos han estado enviando mensajes de “sexting”, permítanme sugerir algo muy amoroso: ¡quitarles sus teléfonos! Permítales volver a ganarse su confianza y recuperar el teléfono cuando lo hayan hecho. ¿Parece extremo? Considere esto: ¿Qué tan significativo y útil es un mensaje de texto para la buena comunicación humana? ¡Lo digo, en serio! (Sí sé esto: es muy malo para la gramática de sus hijos). Deje que inviten a sus amigos a casa y se comuniquen a la manera antigua… ¡cara a cara!

¿Qué límites de teléfono celular tienes para tus hijos? Comenta debajo para enriquecer a otras madres.

Referencias:

https://community.norton.com/node/4363