Devocional de Semana Santa – Día 5: Las famosas últimas palabras

Devocionales

 Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.
Juan 19:30

Has oído hablar de Albert Einstein, ¿verdad? Se le conoce como el “padre de la física moderna”. La física es el estudio de la naturaleza para comprender cómo el mundo y el universo hacen lo que hacen. Albert Einstein es a quien la gente se refiere cuando piensa en la “persona más inteligente”. Hizo todo tipo de cosas realmente importantes, la mayoría de las cuales ni siquiera entiendo porque son muy complicadas.

Una cosa extraña de la muerte de Einstein es que nadie sabe cuáles fueron sus últimas palabras. Cuando murió en un hospital en 1955, habló algo en alemán. Desafortunadamente, la enfermera que estaba con él en ese momento no entendía alemán.

Las últimas palabras que alguien habla son generalmente importantes, especialmente para aquellos que están más cerca de quien las habla. Las últimas palabras de Jesús no fueron la excepción. Dijo algunas cosas mientras colgaba de la cruz en los momentos previos a su muerte, pero quizás una de las frases más conocidas es: “Consumado es”.

Cuando miras el significado griego de “Consumado es”, significa,

Es el final. He alcanzado mi meta. Se ha logrado. Completo. Hecho perfecto.

Era un anuncio de que lo que Jesús había venido a hacer estaba hecho. Él vino a morir en la cruz para que los humanos pudieran tener la vida eterna, y eso es exactamente lo que hizo. El plan perfecto de salvación de Dios a través de su Hijo, Jesús, se había completado.

Una cosa realmente genial de las últimas palabras de Jesús, “Consumado es”, es que no significó el final. De hecho, significaba que, para ti, para mí y para todos los que creen en él, fue solo el comienzo.

Momento para madre e hija: Ve a la biblioteca o abre tu computadora y busca una foto de Albert Einstein. Él es un individuo de aspecto único, ¿verdad? ¿Cuáles crees que podrían haber sido sus palabras? ¿Crees que usó spray para el cabello o su cerebro realmente inteligente hizo que su cabello se levantara? Sólo por diversión, esta noche, ¡Intenta peinarte como Einstein! Toma una foto graciosa y agradece a Dios por su plan perfecto para darte gozo y vida eterna.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *