Los dos principales factores de la depresión en niñas y adolescentes

Depresión

Según un estudio publicado en CNN por el Dr. Gregory Plemmons, el porcentaje de niños y adolescentes (entre las edades de 5 y 17) hospitalizados por pensamientos o acciones suicidas en los Estados Unidos se duplicó en casi una década. Aunque todos los grupos de edad mostraron aumentos, el aumento más grande se observó entre las adolescentes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades respaldan este estudio al informar que los suicidios se triplicaron en las niñas, entre 10 y 14 años, entre 1999 y 2014.

Creo que la razón por la cual estas estadísticas están cambiando es porque nuestro mundo también ha cambiado en la última década. En medio de ideologías “políticamente correctas” y cosmovisiones humanistas seculares, las leyes escritas por Dios han sido tapadas al punto de no poder verlas. Estándares que solo pretendían brindarnos vida en abundancia. Es por esto que nos encontramos los resultados de tales acciones en las estadísticas de diferentes investigaciones como la de la Organización Mundial de la Salud, que establece que la depresión será una de las principales causas de enfermedad para 2020.

Plemmons informó en su estudio que los dos principales factores de riesgo para la depresión eran las redes sociales y la socialización en general, y que las niñas ingresaban a la pubertad aproximadamente un año antes de lo que históricamente lo hacían.

La Asociación Estadounidense de Psicología afirma que las letras de las canciones, el contenido de Internet, los videojuegos y la ropa están siendo enfocadas a niñas cada vez más jóvenes. El contenido sexual del mercadeo y los productos mismos, sin crear ningún efecto aparente inmediato, está claramente relacionado con los trastornos alimenticios, la baja autoestima y la depresión cuando estas niñas llegan a la adolescencia.

En el libro de Dannah Gresh, Seis maneras de guardar la ‘pequeña’ que hay en tu hija, ella aborda los factores que contribuyen a la gran sexualización, la depresión y la falta de autoestima. Si tu corazón se estremeció al leer estos hechos, te invito a que adquieras una copia de este libro por el bien de tu “pequeña” niña. En estos días de fundamentos destruidos, necesitas toda la ayuda que puedas para criar a tu hija. Dannah proporciona una imagen realista de lo que está moviendo el corazón de las niñas preadolescentes. Su amplia investigación, verdades bíblicas, recursos recomendados y consejos prácticos traerán esperanza, aliento y dirección a medida que críes a tu hija.

Dannah explica cómo es tan fácil caer en malas situaciones si no construyes una defensa fuerte y antes de tiempo. Las investigaciones la llevaron al conocimiento de que la formación de valores, relativa a la pureza, la estructura familiar, la sobriedad y otros problemas demasiado comunes entre adolescentes, no ocurre durante la adolescencia. Los valores se forman a partir de las edades de 8 a 12. Muchos padres no se dan cuenta de esto y permiten que la cultura hable en voz alta, mientras que ellos permanecen mudos, pensando hacer frente a estos incómodos problemas “más tarde”. Mientras tanto, sus hijas son presionadas para evitar ser “pequeñas” y actuar como si fueran adolescentes.

Lo mejor de este libro, además de la conciencia de estos riesgos, son las formas de reducir el riesgo para ayudar a una madre a proteger y guiar a sus hijas. Ella enseña cómo propiciar a que las niñas celebren su cuerpo de una manera saludable, desconectándolas de un mundo que trata de comprarlas y venderlas.

“Mis últimos 12 años estudiando el comportamiento adolescente en riesgo me han llevado una y otra vez a buenas noticias. Mi investigación indica que los preadolescentes que están expuestos a un sistema de valores basado en la Biblia, básico y apropiado para su edad, entre las edades de 8 y 12 años, tienden a ser menos propensos a participar en actividad sexual temprana, abuso de sustancias y violencia. También tienen más probabilidades de tener amistades saludables, sobresalir académicamente y convertirse en contribuyentes sociales positivos en sus comunidades.”  -Dannah Gresh

Solo la Palabra de Dios proporciona la percepción y el discernimiento correcto para el tiempo en el que vivimos. Creo que para un momento como este hemos sido llamados a hacer frente a este mundo relativista y elegir abrazar la palabra de Dios como máxima autoridad.

Si fueren destruidos los fundamentos,
¿Qué ha de hacer el justo?
Salmo 11: 3

Pero el que mira atentamente a la ley perfecta, la ley de la libertad, y permanece en ella, no habiéndose vuelto un oidor olvidadizo sino un hacedor eficaz, éste será bienaventurado en lo que hace.
Santiago 1:25

Llámanos al  829-729-6159 para tus pedidos!💜

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *