¿Cuándo está mi hija lista para tener un celular? [Parte 1]

Tecnología

Por Dannah Gresh, Creadora de Chicas en Pura Libertad

¿Cuándo está mi hija lista para tener un celular? Esta pregunta es cada vez más frecuente. Y parece que el “cuando” está llegando cada vez más temprano. Yo no tuve un celular hasta que estuve en mi primer año de universidad; ¡E incluso ahí tuve que compartirlo con mi hermana! Pero hoy en día, hay niños de 8 y 9 años que tienen teléfonos celulares. Parecen muy jóvenes, pero no sabemos la razón detrás de la decisión de cada padre sobre cuando sus hijos necesitan uno. Aún así, puedes estar escuchando: “Mamá! Ese niño tiene 9 años y tiene un celular. . y yo tengo 12-13 y no tengo uno… ¡eso no es justo!”

¿Qué podemos hacer?

¿Cuáles son algunos de los riesgos que vienen al darle a tu hijo un celular antes de que él/ella esté listo para la responsabilidad que viene con este? Muchos niños ven el tener un celular como un paso a la independencia, lo cual es bueno. Pero como padres, es nuestro trabajo enseñarles y ayudarlos a entender que con la independencia viene la responsabilidad. Esto me recuerda cuando empecé a manejar. Cuando estaba aprendiendo, mi papá me enseñó la diferencia que hay entre derechos y privilegios. Manejar y tener un celular son privilegios que los jóvenes tienden a pensar que son derechos porque “eso es lo que pasa cuando llegas a cierta edad”. Bueno, mamá, asegúrate que se acostumbren a oírte decir:

a) Que los derechos no son lo mismo que los privilegios
b) Que los privilegios pueden ser suspendidos si no los están manejando de manera correcta.

Tu no permitirías a tu hijo experimentar el privilegio de manejar antes de que él/ella aprenda a hacerlo de una manera segura, entonces ¿Por qué les permites tener un celular antes de que ellos sean lo suficientemente responsables para usarlo de una manera segura?

Hay un número de riesgos que envuelven a los niños y los celulares. Los principales son:

  • Chatear: en sí mismo, esto no es malo. Las investigaciones muestran que los adolescentes envían y reciben aproximadamente 96 mensajes de texto por día, lo que equivale a un estimado de 2900 mensajes enviados y recibidos cada mes. La popularidad de los mensajes de texto ha generado peligros como el sexting, acoso, depredadores y los conductores distraídos un problema todavía mayor.
  • Sexting: esto es cuando una persona se toma fotos desnudas o semi-desnudas y las manda a otra persona a través de un mensaje de texto. Las investigaciones muestran que el 39% de los adolescentes han participado en esto.
  • Acoso virtual: esto puede tener lugar en los emails, mensajes instantáneos, mensajes de texto y en las redes sociales. El Pew Research Internet Project encontró que 32% de los adolescentes han sido “víctimas de la recepción de mensajes amenazantes, mensajes privados (correos electrónicos y textos) enviados sin su consentimiento, fotos embarazosas publicadas sin su conocimiento, y rumores negativos que se extienden sobre ellos en línea.”
  • Depredadores: ahora que los celulares tienen acceso a internet, las personas están caminando con mini computadoras en sus bolsillos. Podemos conocer extraños en línea, por el celular y ellos pueden participar en nuestras conversaciones. Los estudios muestran como uno de cada 5 niños reciben solicitudes de extraños. Y, lamentablemente solo uno de cada cuatro reportan esto a sus padres.

¡Wow!… esto definitivamente nos hace pensar dos veces antes de darles un teléfono a nuestros hijos, ¿No es cierto? Así que, volvamos a la pregunta principal, ¿Es mi hijo lo suficientemente responsable para manejar todo esto; el privilegio de independencia que viene con tener un celular? En la mayoría de los casos, las preadolescentes no están listas. Es demasiado. (Usted no la expondría a estos mismos riesgos en otras circunstancias.) Sin embargo hay ciertas condiciones que las familias enfrentan que justifican el ayudar a sus hijos a llegar a este nivel de responsabilidad más rápidamente.

¿Qué piensas? ¿Está una niña preadolescente lista para tener un teléfono celular? Deja tus comentarios e ideas debajo para ayudar a otras mamás a tomar la decisión para sus hijas.
Si decides que la respuesta es “sí”, ¿cómo puedo ayudarles a ser responsables en el manejo de esta independencia?

La próxima semana subiremos la segunda parte de este post en el cual encontrarás las respuestas a estas preguntas muy importantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *