Devocionales para madres Día 4 • [ Orando por el futuro de nuestros hijos]

Oración

Por Dannah Gresh, Creadora de Chicas en Pura Libertad

Lee: Proverbios 31:10-31

“Está vestida con fuerza y ​​dignidad y ríe sin miedo al futuro” (Proverbios 31:25).

Hoy despido a una de mis hijas en un avión y no la veré durante seis meses. (Gulp.) Autumn se dirige a Taiwán para un entrenamiento de discipulado y un programa de misiones, y mi corazón de madre se va con ella, pero mis ojos, mi mente y mis manos se quedan atrás. Y me siento bastante indefensa.

No es la primera vez que dejo ir a uno de mis hijos. La primera vez fue cuando Robby fue al jardín de infantes. (Lloré entonces, también.)

Estoy bastante convencida de que hay un sistema de radar materno invisible en la parte superior de la cabeza de una madre. La varilla de detección rodea nuestras cabezas con la certeza de que cada niño está donde debería estar según el horario que hemos revisado una y otra vez … hasta que el sistema de radar no tenga nada que ver y no pueda encontrar a dichos niños. Entonces, el círculo de detección se dispara advirtiendo a nuestro espíritu que no puede proporcionar ningún informe sobre el paradero EXACTO de ese niño. No sé ustedes, pero es entonces cuando me siento impotente. (Leease: fuera de control)

Y, francamente, compañera… a veces actúo así. Mis respuestas no están llenas de la fuerza de Dios. (Si lo fueran, no tendría ataques de estrés, eliminaría todos mis mensajes de texto llenos de miedos que le mando a mi esposo, y sería verbalmente severa en mi conversación con Autumn mientras revisábamos su lista de empaque.) Hmmmm … ¡Me falta tanto por crecer!

Comencé esta devoción con la intención de ayudarte a orar por el futuro de tu hijo. (Y lo haremos). Es que con la partida de Autumn, mi corazón solo se enfoca en cómo estos próximos seis meses formarán su futuro, como podría ser tu caso al enviar a uno de tus hijos al jardín de infantes, o comenzar el programa de AWANA, o decidir si ponerlo o no en el equipo de fútbol que viaja a distintas partes. Cada decisión que tomamos por nuestros hijos ahora, nos da una idea de en qué se convertirán y nos da una oportunidad para orar.

Debemos ser madres que oran por el futuro de nuestros hijos. Pero en mi espíritu estoy siendo dirigida a advertirte que Dios desea que no solo oremos por el futuro que Dios quiere para nuestros hijos sino por nuestra actitud sobre el futuro de ellos.

 Nuestros hijos crecerán Paso a paso. Día a día. Año tras año. Con cada fase que pasa, serán cada vez menos rastreables a medida que avanzan hacia el futuro. (Sé que hay días en los que un baño de burbujas está en orden porque están DEMASIADOS trazables … como siempre debajo de tus pies … pero con el comienzo del año escolar también podemos considerar esos lanzamientos.) Somos llamadas a una cierta respuesta ante el dejar ir a nuestros hijos… Proverbios 31:25.

“Está vestida con fuerza y ​​dignidad y ríe sin miedo al futuro” (Proverbios 31:25).

Risas.

Deberían haber más en mi casa en estos tiempos cruciales de “dejar ir”. Si estoy realmente vestida con su fuerza y ​​dignidad, el estrés no saldrá de mi boca casi tan rápido como saldrán la risa. Cuando llevo a mis hijos al autobús por la mañana … es hora de reír y jugar no solo apresurarse. Cuando los llevo a casa desde el piano … es hora de reírme sobre las canciones, su aprendizaje no solo establece su horario de práctica. Cuando los mando a la secundaria … es hora de reírme de nuevos amigos y no solo advertirles sobre los malos. Cuando llevo a Autumn al aeropuerto a las 5:30 am de esta mañana, es hora de reírme sobre el futuro … no solo enfatizarlo al leer las instrucciones para pasar Chicago O’Hare ¡UNA VEZ MÁS!

¿Qué hay de ti, mamá? ¿La cantidad de risa sobre los cambios en la vida, los horarios, las decisiones y el dejar ir reflejan que tu corazón está alimentado por la fuerza de Dios y estás vestida con dignidad? Vamos a reírnos un poco del futuro hoy, ¿de acuerdo?

¡Después de todo, cuando las cosas están por encima de ti, todavía están bajo los pies de Dios!

Oración por nuestros hijos basada en Proverbios 31:25:
Señor, quiero confesarte que a menudo soy reactiva y expreso más estrés que fuerza. Si realmente creo que tienes el control del futuro de mis hijos, mi vida mostrará que estoy revestida de tu fuerza y ​​tu dignidad. Te doy el futuro de (inserte los nombres de sus hijos). Te pido que me ayudes a ponerme la prenda de tu fuerza y ​​la belleza de la dignidad. Llena mi casa de risas, no solo cuando los tiempos son fáciles, sino cuando estoy pensando en el futuro y puedo ser propensa a preocuparme. Ayúdame a recordar que cualquier cosa que este por encima de mi, todavía está debajo de tus pies.
En el nombre de Jesús, Amén.

¡Otra manera de conectarte con tu hija es participando en uno de nuestros eventos para madres e hijas! El tour de Chicas en Pura Libertad cuenta con un divertido desfile de moda que trata acerca de la modestia y la verdadera belleza, también el evento cuenta con profundas enseñanzas bíblicas y alabanza en vivo con Arisa Vargas. Todo diseñado estratégicamente para ayudar a tu hija a abrazar la verdadera belleza y la modestia en un mundo que la bombardea con mentiras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *