¿Cómo le hablo a mi hija sobre su período?

Cuerpo

Por Dannah Gresh, creadora de Chicas en Pura Libertad

Si eres como la mayoría de las mujeres, ¡Tu período ha sido más como un signo de exclamación! Es algo que se sufre y difícil. ¿Te has detenido a considerar que tu actitud al respecto puede reflejar la forma en que la misma te fue presentada o no?  

El cuarenta por ciento de las niñas inician su período sin haber escuchado nada sobre este por parte de sus padres. ¿Te imaginas lo aterrador que podría ser despertar con sábanas manchadas de sangre o estar horrorizada en el baño de la escuela y no tener ni idea de lo que significa?  ¡Asegurémonos de puntuar el período de su hija con mucho entusiasmo y emoción en lugar de silencio! Así es como puedes hablar con ella en el momento correcto y con la actitud correcta:

Prepárese años por adelantado para esta conversación

Sí, empieza a enseñar sobre la sexualidad. Comencé estas lecciones con Rob y Lexi cuando estaban en preescolar, hablándoles sobre flores. “Verás”, les decía mientras miraba un lirio, “incluso las flores tienen una parte de papá (el pistilo) y una parte de la mamá (el estambre)”. Dios creó todo para hacer la vida. ¡Incluso flores! Comience tan pronto como sea posible con estas sencillas lecciones de vida y éstas llegarán de forma mucho más natural. Su disposición a hablar abiertamente sobre dicho tema asegura que sus hijos puedan acudir a USTED para obtener respuestas.

Presta atención al primer signo de la pubertad  

¡El primer período de su hija es el inicio de la pubertad! Hay algo que sucede uno o dos años antes de eso. Es el signo principal a notar. ¿Sabes qué es? Sugerencia: ¡Ella tiene dos y tú también! Ahí tienes, ¡lo tienes! Brotes de mamas. Las revistas médicas dicen que la niña promedio experimenta el primer brote de mamas a los 10.7 años, más o menos. Todas las chicas se desarrollan a su propio ritmo, así que prepárate para cualquier cosa. Aproximadamente el 15% de las niñas experimentan los brotes de los senos y el vello púbico antes de los ocho años de edad, lo que significa que probablemente tengan que menstruar entre su noveno y décimo cumpleaños. Incluso si te sorprendes de lo pronto que sucede, ¡ella no debería sorprenderse!

Cuéntale acerca de su período entre su octavo y décimo cumpleaños

La edad promedio en la que una niña tiene su primer período es de 12.7 años. Esta edad puede desviarse hasta en un año y medio. Así que prepárate para hablar con ella antes de los nueve años. Aquí hay dos cosas que pueden hacer para que sea fácil hablar con ella sobre … la “semana feliz”!

1. Díselo usando imágenes de la vida.

Muchas mamás hablan de la función básica del período, pero no hablan de por qué lo tenemos. ¡Tener un período es la gran señal de Dios de que está preparando a su hija para ser madre algún día! Aquí es donde tienes la maravillosa oportunidad de utilizar la entrada de tu hija en la edad adulta como una herramienta de formación de valores sobre la maravilla de ser madre. Esta transición es tan crítica para nuestras hijas en estos días. La cualidad femenina de la maternidad ha estado bajo ataque, y nuestras hijas están perdiendo. En una encuesta del 2007 sobre 1200 adolescentes cristianas, la gran mayoría de ellas no deseaba ser madre y sentía que la maternidad debería ser un objetivo secundario a los sueños que tenían para una carrera. ¡Qué triste!

Comience con las imágenes y luego cuéntele cualquier pensamiento específico sobre llevar a su hija en su útero, si es que tuvo ese honor. Lea el Salmos 139 con su hija durante este momento en la conversación. Este capítulo le brinda la maravillosa oportunidad de comenzar un diálogo para formar los valores de su hija sobre la verdadera belleza y el valor de la maternidad.

2. Dale una canasta de regalo con todos los suministros necesarios.

Compre o prepare una linda canasta y llévela llena de cosas para niñas tales como: un sostén nuevo, toallas sanitarias regulares, pastillas para el dolor en adolescentes, jabón para el cuerpo, libros, chocolate, parches térmico para el dolor menstrual y una carta dandole la bienvenida a la feminidad.

Además, considere incluir un lindo estuche pequeño con zipper o una bolsa de tela llena de elementos básicos para que pueda llevarlo discretamente a la escuela. Ella podría pensar que estás “haciendo una gran cosa al respecto”, pero te garantizo que preferirá que festejes con ella y le des regalos, que enfrentarse a esto sola en el baño de la escuela.

Junto con la canasta debería venir una mini lección sobre cómo usarlo todo. Y, si alguien gira un tampón o se pega una toalla sanitaria en la frente, ¡respira hondo y ríete!  

Extracto del libro Seis Maneras de Conservar “la Pequeña” Que Hay en tu Hija: Guiando a tu Hija de la Preadolescencia a la Adolescencia

¡Otra forma de conectarte con tu hija y empezar la conversación es yendo a uno de nuestros eventos para chica! Nuestros eventos de Chicas en Pura Libertad cuenta con un divertido desfile de moda que trata acerca de la modestia y la belleza verdadera, profundas enseñanzas bíblicas y alabanza en vivo con Arisa Vargas —todo diseñado estratégicamente para devolverle el valor a tu hija en un mundo que castra y le arrancará la bondad, siempre y cuando tenga la oportunidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *