Cómo hablarle a mi hija acerca del maquillaje

Belleza

Por Dannah Gresh, Creadora de Chicas en Pura Libertad

Si tu preadolescente te está rogando usar maquillaje, escucha esto antes de que aceptes: Investigaciones del Instituto Médico de Salud Sexual encontraron que uno de los cinco factores que ponen a las niñas en riesgo de cometer pecado sexual es parecer mayores de lo que realmente son. El usar maquillaje juega un gran papel en esto.

En general, las preadolescentes en America están usando más maquillaje que nunca. Desde el 2007, el uso del rimel en niñas de 8-12 años, presumiblemente aquellas más grandes, ha aumentado del 10% al 18%, y el delineador de ojos del 9% al 15%, dice la firma de investigación de mercado NPD Group. Esto significa que nuestras chicas saben sobre maquillaje. Es nuestra responsabilidad guiarlas y dirigirlas hacia la verdadera y duradera fuente de belleza, Jesús.

Debes enfatizar a tu hija adolescente que el maquillaje no es necesario para realzar su belleza. El especial brillo de labios, y en algunos casos extremos, la base correctora, está bien y te muestra que no estás tratando de quitarle la diversión, ¡pero el maquillaje en general puede esperar!

En su lugar, llama su atención hacía sus fortalezas de belleza específicas y únicas. Por ejemplo, “¡Tus ojos son asombrosos! ¡Son tan brillantes y azules que creo que podría nadar en ellos! ” o ” Tienes una piel tan cremosa y blanca. ¡Me recuerda a Blancanieves!” “¡Tu cabello siempre se ve hermoso! ¡Dios te dio esos bellos mechones!”. Es probable que mientras más afirmes su belleza natural, más confianza tenga en su propia piel.

En vez de simplemente prohibirle el uso del maquillaje, siéntate con tu hija para explicarle tu decisión, hablen de la misma y establezcan un tiempo razonable u ocasión para usar maquillaje. ¡Esto no tiene por qué ser una pelea! Que buen momento para enseñarle la verdad de Proverbios 31:30. “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura;

La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.”

Puedes usar esta oportunidad para enseñarle cómo cuidar y limpiar su piel apropiadamente: la base fundamental de cualquier régimen de belleza. ¡Claro que recomendamos una cita! Ambas pueden ponerse cómodas en pantuflas y batas de baño y bendecirse la una a la otra con faciales.

Prueba esta receta casera:

  • 1 melocotón
  • 1 cucharada de harina de avena caliente cocida en miel

Preparación:

Cocina el melocotón hasta que esté suave y luego májalo con un tenedor. Agrega miel tibia y harina de avena suficiente para que tenga una consistencia espesa. ¡Aplícala a la piel mientras todavía esté caliente! Agrega unas rodajas de pepino fresco al área de los ojos. Empápense del delicioso aroma por diez minutos y luego enjuague con agua fría. Voila!

¡Otra forma de conectarte con tu hija y empezar la conversación es yendo a uno de nuestros eventos para chica! Nuestros eventos de Chicas en Pura Libertad cuenta con un divertido desfile de moda que trata acerca de la modestia y la belleza verdadera, profundas enseñanzas bíblicas y alabanza en vivo con Arisa Vargas —todo diseñado estratégicamente para devolverle el valor a tu hija en un mundo que castra y le arrancará la bondad, siempre y cuando tenga la oportunidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *