La forma número 1 para reducir el riesgo de una actividad sexual a temprana edad

Sexo

Por Dannah Gresh, creadora de Chicas en Pura Libertad

De todas las cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de que tu hijo experimente una vida sexual a temprana edad, las ciencias sociales dicen que hay algo que puede reducir el riesgo más que cualquier otra cosa. Y creo que es seguro decir que las ciencias sociales solo tratan de revelar lo que Dios escribió en su palabra.

¿Cuál es la forma número uno para reducir el riesgo de una actividad sexual a temprana edad? No es firmar un contrato de pureza. Aunque firmar uno se ha probado que retrasa las experiencias sexuales a unos 18 meses, estos no son herramientas a prueba de fuego. No son los programas de abstinencia y rendición de cuentas. Aunque programas como la fundación Best Friends han probado ser efectivos, resultando en una reducción de 80% de probabilidad de que los participantes tengan relaciones sexuales.  No es el hacer que tu hijo participe en educación integral sobre la abstinencia. Aunque programas como Heritage Keepers Abstinence Education,    tienen participantes quienes son menos propensos a experimentar con el sexo que quienes no tomaron la educación. No es tu pastor de jóvenes, uno de los libros “más vendidos” como el mío Y la novia se vistió de blanco  , o ir a un evento de pureza con las autoridades de tu iglesia. Nope! Estas cosas ayudan y nos recuerdan que nuestro enfoque debe ser integral cuando ayudemos a nuestros hijos a abrazar y vivir una ética sexual cristiana.

¿El reductor de riesgo número uno? !Eres tu, mamá! !Y papá! La conexión padre e hijo es el factor que más reduce el riesgo de experiencias sexuales a temprana edad y muchas otras cosas que pueden aterrorizarte como uso de sustancias, comportamientos violentos o fracasos académicos.

Muchos estudios, incluyendo este de Houston, revelan que la conexión padre e hijo es un poderoso reductor de la actividad sexual adolescente. La palabra de Dios afirmó este pensamiento mucho antes de que empezaramos a hacer encuestas sociales. El trabajo del desarrollo moral nunca ha sido asignado a alguien que no sean mamá y papá. No las escuelas. No las iglesias. No los autores y predicadores. Si no padres.

Cuando Bob y yo vimos esta investigación, hicimos tres cosas.

  1. Discutimos y adoptamos objetivos radicales en términos de cómo nos relacionabamos con nuestros hijos, desde cenar juntos, de 3 a 5 veces por semana, hasta crear pasatiempos familiares que nos unían. Queríamos conectarnos. No hay tal cosa como tiempo de calidad. Exige cantidad. Punto.
  2. Nos volvimos más inteligentes. Conexión también significa comunicación. Nos convertimos en aprendices. Leyendo todo lo que podíamos para hacernos culturalmente conscientes y academicamente armados con la teología sexual, enfermedades de transmisión sexual, problemas de parejas, hicimos de nuestro objetivo convertirnos en los expertos que nuestros niños necesitaban para guiarlos con sabiduría. Aquí está nuestra lista de los 10 mejores recursos para hablarle a nuestros niños de todas las edades acerca del sexo
  3. Creamos herramientas para que te conectes con ellos. Esto requirió que nosotros reorganizáramos nuestro ministerio… entero. Dejamos de hacer solo eventos para adolescentes y empezamos a crear eventos de conexión entre padres y niños, para que las madres y los padres pudieran estar en el asiento conductor de las conversaciones de formación de valores. Chicas en Pura Libertad, que conecta los corazones de madres e hijas utilizando temas como pureza, modestia y la verdadera belleza, ha sido el evento más bendecido de nuestros eventos construidos bajo este modelo. También ofrecemos un evento para chicas adolescentes llamado Pura Libertad.

Este otoño, introducimos en Estados Unidos el evento para padres e hijos llamado Born to Be Brave (Nacido para ser valiente) con el fin de crear un ambiente para hablar de “cosas de hombre” desde una perspectiva bíblica que sea “100% cool y 0% incómodo. Con artículos como “¿A dónde se han ido todos los hombres buenos?” apareciendo en las redes sociales y mutilando una norma social, creemos que es tiempo de caminar con padres que enseñen a sus hijos a ser valientes.

¿Qué significa ser valientes?

“…El justo está firme como un león.” -Proverbios 28:1B

Ahí está. Esa es la definición de Dios acerca de la valentía. ¿Lo ves? La valentía es sinónimo de ser justo. Es hacer la próxima cosa correcta. En un mundo que hala a nuestros niños con pornografía, eternas horas de video juegos y otras distracciones o males, queremos establecer el escenario para una vida de conversación que haga de los papás los mejores ejemplos de valentía que sus hijos conocerán alguna vez. Nuestro mayor objetivo, como siempre, es crear una experiencia de conexión para padres e hijos. Visite nuestro nuevo sitio web borntobebravetour.com, donde los padres pueden tomar nuestro Quiz estratégico para ver qué tan bien están conectándose con sus hijos. Bob y yo esperamos verte a tí y a tu hijo en uno de nuestros eventos en la primavera.

¡Otra forma de conectarte con tu hija y empezar la conversación es yendo a uno de nuestros eventos para chica! Nuestros eventos de Chicas en Pura Libertad cuenta con un divertido desfile de moda que trata acerca de la modestia y la belleza verdadera, profundas enseñanzas bíblicas y alabanza en vivo con Arisa Vargas —todo diseñado estratégicamente para devolverle el valor a tu hija en un mundo que castra y le arrancará la bondad, siempre y cuando tenga la oportunidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *